• Higiene dental con cepillado

    El cepillado diario es fundamental para el control de la placa dental. No vamos a negar que a algunos ni se nos ocurre hacérselo a nuestra mascota, pero sería la forma más correcta para la prevención de enfermedades periodontales, es decir, las que están relacionadas con las encías y dientes.

    Vamos a dar unos pasos sobre cómo abrir la boca del perro y cómo y cuándo mantener la higiene dental.

    Lo ideal es tener un cepillo de dientes especial para perro, sea digital (los que tienen forma de capuchón y se meten en nuestro dedo)o con mango. La pasta dental debe ser específica para ellos. Las hay con sabores de pollo, ternera…nunca las nuestras por el contenido en flúor que es tóxico.

    cepillo digital para perros

    Hay que sujetar la cabeza suavemente con las manos. Aplicamos una cantidad de pasta en el cepillo y tiramos del labio superior hacia arriba dejando los dientes(molares y premolares) expuestos y empezamos a frotar de atrás hacia delante. Repetimos lo mismo con los dientes inferiores tirando en este caso del labio hacia abajo.

     

    cepillo perros

     

    Cuando hemos acabado en estas zonas pasamos a los dientes frontales (incisivos y caninos). Hay que cepillar bien la encía de forma suave.

    En gatos también podemos usar un bastoncillo de algodón, ya que la ventaja que tiene éste es que puede ayudar a eliminar la placa de un punto concreto.

    Para sujetar al gato tomaremos su cabeza suavemente. Si empezamos por su lado derecho cogeremos con nuestra mano izquierda su labio, elevándolo y exponiendo sus dientes frontales y molares y viceversa. Con el bastoncillo frotaremos en las zonas donde haya más acumulación de placa.

    Ahora sólo queda poner en práctica lo anterior y a tener unas mascotas con una sonrisa de anuncio.

     

    sonrisa canina

     

     

    Comparte este contenido
Comments are closed.